¿EL TRAP ES EL NUEVO REGGAETÓN?

Por: Pablo Miguel Castillo

Twitter:@SalamandraMh


 

Cuando apareció el reggaetón, todo el mundo lo odió. Desde calificativos como “eso no es arte” hasta “música vacía, sin sentido y grosera”, este género logró ganarse el corazón de las masas y se convirtió en toda una institución dentro del mainstream latinoamericano. Tras una larga y dura batalla, el reggaetón ahora se sienta cómodo en el trono de las listas de éxitos y se devora vivo a cualquier artista que lo desafía, incluso convirtiéndose en el nuevo pop.

Sin embargo, el reinado no dura para siempre. Como dice el dicho: como a todo negocio le llega su Uber, el reggaetón no es la excepción. El trap se empezó a apoderar de lo que es la institución de lo urbano y comenzó a desviar el camino hacia territorios desconocidos. Así pues, reggaetoneros como Don Omar han expresado públicamente que jamás harán trap y con sus declaraciones han dividido a un público consumidor de música urbana entre los que disfrutan del trap y los que no.

¿Qué es eso del trap y por qué tanta gente lo odia?

Este género empezó su desarrollo al sur de Estados Unidos en los 90’s, producto de la fusión entre el hip hop y la electrónica. Cuando explotó la bomba del reggaetón en Latinoamérica entrando al nuevo milenio, Estados Unidos pasó con bastante indiferencia. El trap inicial, cantado en inglés y producido por norteamericanos, estaba causando en aquél país lo mismo que el reggaetón producía al sur del continente: polémica. Al encontrarse con sangre latina, el trap fue transformándose, empezó a cantarse en español y creó las estructura de un largo puente musical entre Estados Unidos y los países de habla hispana.

Con temáticas más explícitas y directas que el reggaetón en términos sexuales, el trap en español rápidamente se consolidó como un género urbano de vanguardia y cambió el sonido urbano para siempre, al reemplazar el clásico beat del reggaetón, llamado dembow, por un ritmo heredero del hip hop.

Como estrategia comercial, algunos capos del reggaetón como J Balvin y Maluma han incursionado en el trap para conquistar el gran mercado estadounidense y les ha funcionado a la perfección. Con el reggaetón ya consolidado, el público parece estar buscando un género fresco, nuevo y atrevido que los emocione como la primera vez.

La actualidad

Es en Bogotá, Medellín y Cali donde más se concentra el público de este género en Colombia. Además, por la cercanía que tiene el trap con la fiesta y la rumba, los lugares donde más se escucha es en discotecas crossover tipo Theatron y básicamente cualquier sitio con programación frecuente de reggaetón. Es decir, el trap suena por todo lado.

 

En plataformas digitales, el desempeño del trap ha sido arrollador. Con 854,000 seguidores, la playlist Trap Land de Spotify nos demuestra que el trap en español no solo nos gusta a los latinos, sino que se está tomando el mercado estadounidense también. Para el momento en el que escribo esto, Bad Bunny cuenta con 28 millones de oyentes mensuales en Spotify y Ozuna con 18 millones. Esto los convierte a cada uno el 26avo y el 75avo artista más escuchado en esta plataforma digital en el mundo. Además, el paisa J Balvin se encuentra de 3ero en el mundo con 42 millones de oyentes mensuales.

 

En radio, la emisora que lleva la batuta del trap es La Mega. Con su programación comercial y juvenil, el trap y el reggaetón se están llevando el consumo de gran parte de esta generación.

¿Es posible afirmar que el trap es el nuevo reggaetón? Si lo vemos como aquél nuevo género polémico y atrevido, sí. El reggaetón ya es parte del status quo y el gozar de la aceptación del público general siempre traerá sus ventajas, pero le faltará esa sensación de peligro y riesgo. El trap nació como respuesta a un género que nació en medio del odio y que los años lo convirtieron en una oleada musical que ha conquistado los rincones más lejanos de Europa, Estados Unidos y los premios Grammy. La historia ha demostrado repetirse y nos dice que llegará el día, no muy lejano, en el que el trap será el nuevo pop. Solamente nos queda esperar qué nuevos ritmos y géneros nacen como respuesta a este, dándole al público lo que siempre querrá: novedad, frescura e incertidumbre.

Seguramente usted, querido lector, ya conocerá o habrá escuchado alguno de estos temas. Sin embargo, aquí dejo una lista de algunas de las canciones más representativas del género:

 

Amorfoda – Bad Bunny

Ahora dice (Real hasta la muerte Remix) – Cardi B, J Balvin, Ozuna

Diles – Farruko, Bad Bunny, Ozuna

Si Tu Novio Te deja Sola – J Balvin feat. Bad Bunny

Soy Peor – Bad Bunny

4 babys – Maluma

 

¿Tiene alguna canción que me quiera recomendar? ¡Soy todo oídos!

 

 

 

En la imagen: J Balvin y Bad Bunny, dos de los máximos representantes del trap.

Fuente: Radio moda.

Deja un comentario